Neymar es feliz en el Barça, donde cumplió su sueño: ganar la Champions