Neymar recibe más del triple de faltas que Cristiano y Messi: casi cuatro por partido