Neymar se exhibió en su partido 50 con el Barça y anotó el gol 200 de su carrera