Neymar se convierte en el centro de todas las críticas tras las dos derrotas de Brasil