Neymar aterriza en Barcelona sin desvelar su futuro