Neymar, con ganas de su primer Clásico