Neymar pone el buen humor en el Barcelona: bromas, risas y muchas ganas