Siguen los embargos a Neymar: se queda sin yate de lujo ni avión privado