¿Necesita el Barça una limpieza de vestuario para renovarse y seguir adelante?