Mourinho, un rival muy ‘Special’