Mourinho, en estado puro tras la remontada del Chelsea al Liverpool