Mourinho marca tendencia en Inglaterra