El último show de Mourinho en el United: patada a una botella y expulsión