Mourinho rompe el silencio para crear una nueva polémica