Mourinho y sus dardos del primer día: Guardiola, Wenger, Giggs y el Real Madrid