Mourinho pasa de la Europa League y empieza a mandar mensajes al vestuario