La hora de la verdad: Morata debe demostrar que puede ser el delantero del Madrid