Álvaro Morata, tras su golpe en el ojo: "No me la deis, que no veo"