Mismo planteamiento y mismas ideas: ¡Así ordenó Rubén de la Barrera a los suyos!