Mestalla no paró de animar en todo el partido y su equipo venció al Sevilla 2-1