¡Qué bien te vemos, Leo! Messi encuentra la receta de la plenitud física a sus 28 años