Messi se queda atrapado en un semáforo en rojo entre el acoso de decenas de fans