Messi tuvo problemas con el ticket del parking y Mascherano acabó pagando