Messi prefiere jugar al fútbol y vuelve una semana antes al trabajo