Messi va a jugar en un campo prácticamente de tierra a una semana del Clásico