Leo Messi se besó el escudo mostrando su amor incondicional al Barcelona