Messi considera arriesgado ser titular en el Clásico y empezará el partido en el banquillo