Poco Messi, pero de calidad