Así acabó el pie de Leo Messi tras ganar la Supercopa de Europa al Sevilla en Georgia