Messi y Cristiano Ronaldo se evitaron en el saludo