Repasamos las cifras de vértigo con las que Messi y Cristiano llegan al Clásico