Merkel, eufórica con el gol de Lahm