Mario Gómez, entre tres y cuatro semanas de baja por una lesión en el tobillo