Marcelo pide dos pastillas al banquillo para aliviar unos dolores estomacales