El Manchester City se afila los colmillos antes de la semifinal ante el Real Madrid