El Madrid ve brotes verdes en su crisis: la vuelta de los lesionados y el doblete de Bale