El arma secreta del Madrid está lista: James ‘Bond’ Rodríguez, con licencia para marcar