Madrid y el Atlético se rinden al auténtico rey de la capital española: Diego Pablo Simeone