Así se negoció la renovación de Luis Enrique: de noche y con la resaca de la Champions