Luis Suárez, ante el único título que le falta con el Barça: la Supercopa de España