Luis Enrique no alimenta polémicas pero está sorprendido por el árbitro de la Copa