Luis Enrique no puede evitar reírse tras la caída de un fotógrafo