Luis Enrique no entiende de amistosos y se dejó la voz en la Supercopa de Catalunya