Luis Enrique ni se molesta en contestar a Wenger y se muestra desconfiado con la Liga