Lo que no se vio de la gala: los saludos de Messi y la broma de Ramos por Cristiano