Barça y Real Madrid exhiben su potencial a base de goles