Lete califica la pelea entre padres en Mallorca como "una antítesis de los valores del deporte español"