¡Se marcha un asistente lesionado y entra el cuarto árbitro con una ovación cerrada!