Así vivió Messi el partido en el palco: nervios, protestas y mucha tensión