Leo Messi aprende a no forzar y no arriesgará para volver a jugar cuanto antes